Salto a contenido principal

HAMAL

Historia Analítica de los Medios Argentinos y Latinoamericanos

Cátedra: Alfredo Marino

Breve historia de Cuba durante el siglo XX

Eva Bongiovanni

Cuba fue descubierta por Colón en su primer viaje el 27 de Octubre de 1492, los indígenas la llamaban Cobba.

Hasta 1762, fecha en que los ingleses se apoderaron fugazmente de la Habana, Cuba basaba su economía en la ganadería y el tabaco. Poseía frondosos bosques de caoba, cedro, ébano, palmares, etc. La Habana era una fortaleza militar. Tenía un gran desarrollo artesanal, una importante fundición en la cual se fabricaban cañones y un astillero que producía buques mercantes y navíos de guerra.

El paso de los ingleses dejó una marca imborrable no solo en las Antillas, sino también en el nordeste del Brasil y la costa peruana. El cultivo del azúcar dejaría una amarga huella que se arrastrará durante siglos hasta nuestros días. Los ingleses continúan introduciendo en la isla gran cantidad de esclavos provenientes del África negra, situación que se va a prolongar luego que los españoles retoman el gobierno por el Tratado de Versalles; en 1774 la mano de obra esclava representaba el 25% de la población del país. Pero el oro blanco necesitaba mucha mano de obra esclava para su cosecha, a la que se sumarían los hombres del astillero, la fundición y los artesanos. Todos eran absorbidos por los ingenios y rápidamente la economía cubana que contaba con variados recursos pasó a ser regida por un solo producto: la caña de azúcar. Cuba, que antaño tenía grandes bosques se vio obligada a comprar madera a EE.UU. la muerte del bosque trajo consigo la muerte de la profunda fertilidad de los suelos.

La elaboración de un solo producto trajo en su primer momento prosperidad debido a la demanda mundial de azúcar, prosperidad para unos pocos y sobre todo para los usurpadores extranjeros, pero con el correr de los años el monocultivo quedó subordinado a los precios que se fijaran internacionalmente. Ya lo definiría con claridad mucho tiempo después el que sería héroe nacional, José Martí: “El pueblo que confía su subsistencia a un solo producto se suicida”.

Durante casi todo el siglo XIX se desarrollan las guerras de independencia de España, influidas por la independencia de América del Sur. Recordemos que nuestro país se independiza en 1816 y la isla recién logra independizarse de su colonizador en 1898. Ya desde 1869 grupos rebeldes la proclamaban república, a lo cual los Españoles respondieron formando un ejército de voluntarios lo que hizo que las guerras fueran aún más cruentas.

Según la enciclopedia universal Asuri (de origen Español)Cuba necesitó de Estados Unidos para poder independizarse. Por lo pronto es interesante analizar algunos hechos que describe dicha fuente. En 1897 España le concede la ansiada autonomía dictando una ley que otorga una constitución para Cuba y Puerto Rico en la cual se organizaba el poder legislativo como en España: “(...)una cámara equivalente al congreso Español y un consejo de Administración, compuesto por 16 miembros elegidos por los naturales y 18 por la corona; se confiaba el ejecutivo a un presidente y cinco ministros, y se asignaba el poder moderador al gobernador general. Salvo, pues, la política internacional y la defensa del territorio, atributos inalienables del poder soberano, en todo lo demás, incluso en la vidriosa materia arancelaria, la autonomía era cabal, insuperable y omnímoda, pero dicha ley fue rechazada por los separatistas cubanos que se afirmaban en su reclamo de independencia o muerte(...) Estados Unidos propuso a España la compra de Cuba en 300.000.000 de dólares(...) Los incidentes con Estados Unidos, que apoyaban abiertamente a los rebeldes, se sucedieron para culminar con la voladura del barco de guerra norteamericano Maine, en la bahía de La Habana, para acusar a España de ello sin mediar comprobación y halló un pretexto para declarar la guerra (...)República independiente. Un ejército norteamericano ocupó Cuba. Una Asamblea constituyente dictó la constitución de la República en febrero de 1901, pero la libertad política quedó limitada por la “Enmienda Platt”, ley norteamericana aceptada por los cubanos, y en cuya virtud los Estados Unidos se reservaban el derecho a intervenir en la isla en caso de guerra civil y otros. Además, Cuba reconoció a los norteamericanos una estación naval en Guantánamo y la ocupación temporal de la isla de Pinos, que ha vuelto ya a la soberanía cubana( )”.

“Cuando despuntaba el siglo XX se leía en el Lousiana Planter:: “Poco a poco va pasando toda la isla de Cuba a manos de ciudadanos norteamericanos, lo cual es el medio mas sencillo y seguro de conseguir la anexión de los Estados Unidos”. En el senado de los Estados Unidos ya se hablaba de una nueva estrella en la bandera; derrotada España el General Leonard Wood gobernaba la isla.”(Galeano Eduardo en “Las venas abiertas de América Latina; De. Siglo XXI; Bs.As.,1984).

Si analizamos la siguiente cronología de los gobiernos cubanos de principios de siglo nos encontraremos con una gran cantidad de intervenciones de los EE.UU. que nos dan la pauta del gran dominio que ejerció Norteamérica sobre la isla.

 

1899 John R. Brook (Gobernador)

1899 -1902 General norteamericano Leonard Wood

1901 Asamblea. Constitución. Enmienda Platt Base naval de Guantánamo

1902 - 1906 Tomás Estrada Palma. Para acceder al poder tuvo que renunciar a su ciudadanía de los Estados Unidos, que había adoptado durante el exilio. Las tropas de ocupación norteamericanas lo convirtieron en el primer presidente cubano. Su reelección provoca la insurrección del Partido Liberal.

1906 - 1909 Intervención de los Estados Unidos.

1909 - 1913 José Miguel Gómez

1913 - 1921 García Menocal

1921 - 1925 Alfredo Zayas. En 1921 cayó el precio del azúcar en los Estados Unidos, principal comprador de la producción azucarera cubana. La crisis que se agravó durante mas de una década sirvió para que el gobierno de los EE.UU. mandara un crédito a Cuba y con éste al general Crowder quien bajo el pretexto de controlar el destino de los fondos manejó la política detrás del presidente cubano, Machado.

1925 - 1933 Gerardo Machado Morales, dictador que reprime con violencia las huelgas generales producidas por las crisis.

1933 Alberto Herrera

1933 C. M. Céspedes

1933 Pentarquía

Durante este período (1925 - 1933) hubo un pronunciamiento militar que nombró como presidente provisional a Céspedes, pero poco después se sublevaron de nuevo las tropas, que destituyeron la oficialidad. Al mando de este levantamiento estuvo el coronel Fulgencio Batista quien con el apoyo de los Estados Unidos encabezó el nuevo Estado Mayor. El poder ejecutivo se transformó en una pentarquía pero el poder político real lo ostentaba Batista.

1933 -1934 Ramón Grau de San Martín no pudo concluir su mandato por ser derrocado por EE.UU.

1934 Carlos Hevia

1934 Manuel Marquez Sterling

1934 - 1935 Carlos Mendieta derogó la enmienda Platt, a pesar de lo cual no cambia la situación real de dependencia.

1935 - 1936 José Barnet

1936 Miguel Gómez

1936 -1940 Federico Laredo Brú (1939 a 1945 Segunda Guerra Mundial)

1940 - 1944 Fulgencio Batista

1944 - 1948 Ramón Grau de San Martín jefe del partido revolucionario auténtico.

Esta fue la primera vez que se realizan elecciones no fraudulentas ni forzadas. La prosperidad azucarera provocada por la posguerra fue mal manejada y se desencadenó una fuerte corrupción.

1948 - 1952 Prío Socarrás. Durante su mandato les hace la guerra fría a los comunistas. No nos olvidemos que al concluir la II Guerra, la Unión Soviética se había establecido como potencia de primer orden, el comunismo se diseminaba en Europa, y en Occidente el anticomunismo se había extendido a niveles de ciencia policíaca. La baja en la producción azucarera trajo descontento en la opinión cubana. Crece el turismo y con él la corrupción.

1952 - 1954 Batista vuelve a tomar el poder por la fuerza.

1954 - 1958 Es reelegido Batista siendo candidato único. Se incrementa a niveles sangrientos la represión. Durante estos años nace la denominación de “Cuba prostíbulo de EE.UU.”. A fines de su mandato comienza su decadencia ya que EE.UU. no ve con buenos ojos su manejo político y le retira el apoyo.

El 1 de enero de 1959 Fidel castro llega con la revolución triunfante a La Habana.

Causas por las que la revolución castrista puede acceder al poder[1]:

1)Las continuas intervenciones de las tropas norteamericanas desde el inicio de su independencia, provocaron en los cubanos un gran resentimiento hacia EE.UU. “En realidad, había mucho de cierto en la queja de que los norteamericanos controlaban la economía cubana: empresas estadounidenses poseían intereses determinantes en todas las industrias cubanas (azúcar, tabaco, textiles, hierro, níquel, cobre, manganeso, papel y ron), eran propietarios de más de la mitad de los ferrocarriles, de la mitad de la tierra, la totalidad de la producción de electricidad y todo el sistema telefónico. Estados Unidos era el principal mercado para las exportaciones cubanas...”

2)Desempleo: fluctuaba entre el 8% durante los 5 meses de zafra y llegaba a un 30 % el resto del año. Sin compensación por desempleo, con organizaciones sindicales adictas al sistema, con una marcada diferencia social entre la pobreza de los desocupados y la opulencia de La Habana y sus gobernantes corruptos; se hacían inevitables las intensas tensiones sociales.

3)El sistema político de Batista además de corrupto era brutal.

4)No habiendo esperanzas para un cambio social pacífico crece la necesidad de una revolución violenta.

5)El ánimo del mal pago ejército de Batista decae al ver imposible destruir a las fuerzas de Castro.

6) Los Estados Unidos se sentían incómodos por el burdo comportamiento de Batista y le retiran el suministro de armas.

De alguna forma en un principio Estados Unidos vio con buenos ojos el movimiento de Castro. Se pensaba que era, en el peor de los casos, un socialdemócrata, y por consiguiente estaban dispuestos a darle una oportunidad. Pero al poco tiempo logró indignarlos ya que al acceder al poder nacionalizó fincas y fábricas de propiedad norteamericana. El presidente Eisenhower amenazó con dejar de importar azúcar. Castro firmó un convenio comercial con Rusia. Así en 1960 se cumplieron las amenazas de Norteamérica y la URSS compró la producción azucarera de Cuba. En 1961 los EE.UU. rompieron relaciones diplomáticas con la isla, pero para ese entonces el respaldo económico de la URSS ya era muy fuerte.

1959 - 1976 Osvaldo Dorticós Torrado, si bien ejerció la presidencia, el primer ministro, Fidel Castro, detentaba el poder político.

1976 hasta nuestros días gobierna Castro.

Algunos hechos importantes durante este lapso en relación con la política mundial:

# En 1961 los exiliados políticos cubanos apoyados, entrenados y armados por los EE.UU. invadieron Playa Girón, pero, al contrario de lo que éstos suponían, el ejército cubano logró disuadirlos contando con un gran apoyo popular. Este combate, que los cubanos llamaron Bahía de los Cochinos, no solo consolidó el apoyo a la revolución sino que además dejó muy mal parado al gobierno de Kennedy.

# En 1962 Washington se desquita en el terreno diplomático. “...Impone en la reunión de la Organización de los Estados Americanos la separación de Cuba del organismo y la creación de un Comité Consultivo de Seguridad, en el que algunos veían el anticipo de un organismo regional de carácter militar destinado a afrontar a la revolución cubana y sus ecos continentales.” (Halperin Donghi,Tulio, en Historia contemporánea de América Latina.)

Ese mismo año, la llamada Crisis de los misiles colocó a Cuba en el primer plano de la guerra fría y al mundo al borde de la guerra nuclear. Washington denunciaba que el gobierno de Khrushchev estaba instalando bases para cohetes nucleares en territorio cubano. EE.UU. amenaza con el bloqueo marítimo de Cuba para impedir el ingreso de nuevo armamento soviético a la isla. La URSS retrocedió lo que, paradójicamente, fortaleció la revolución cubana ya que Kennedy debió cumplir su promesa de no patrocinar una nueva invasión a la isla.

En la política interna, Castro logró consolidar el control ideológico valiéndose de los medios masivos de comunicación. Buscó la consolidación de la economía y para lograrlo se alió con la U.R.S.S. en cuanto a lo que comercio e intercambio cultural se refiere. Logró elevar el nivel de vida y el cultural notablemente con respecto a gobiernos anteriores y a otros países latinoamericanos. Con el paso del tiempo el poder de Castro se hizo más absoluto.

Con el triunfo de Allende en Chile se vislumbró la posibilidad de expandir esa política a todo el continente y mejorar las relaciones diplomáticas y comerciales de Cuba con Sudamérica; pero las sangrientas dictaduras que se desplegaron en Latinoamérica se encargaron no solo de hacer desaparecer estas ideas sino de confinar a Cuba a un aislamiento total.

La situación de Cuba ha empeorado con la caída del Régimen Socialista. La falta del apoyo de la ex unión Soviética hizo volver atrás muchos de los logros de Castro, ya que bajó mucho el nivel de vida. Se “socializó” la pobreza, la desesperación y la miseria hicieron resurgir la delincuencia y la prostitución. Esta época pos socialista llamada período especial desató las dudas sobre el tiempo de vida de este sistema; por lo pronto su jefe político se ha encargado en esta década de reacondicionar las medidas políticas para seguir subsistiendo aunque sea agónicamente. Castro legalizó el dólar, abrió los mercados a inversiones extranjeras en materia de turismo que constituye hoy su principal fuente de ingresos.

Con la visita del Papa en 1998 se levantó también la restricción a la libertad de culto. Y se vislumbra la posibilidad de levantar el bloqueo a cambio de algunas concesiones. Durante este encuentro, Castro dijo que someter a un país al aislamiento, la miseria y el hambre debe considerarse como un crimen de guerra y así debería juzgar la historia a quien mata empuñando el arma del sometimiento.

.Bibliografía consultada:

A.A.V.V.: “Gran Enciclopedia Universal Asuri, tomo 6, Ed.. Asuri S.A., 1985.

Galeano, Eduardo: “Las venas abiertas de América Latina”, Ed. Siglo XXI editores S.A., Bs. As.,1984.

Halperin Donghi, Tulio: “Historia Contemporánea de América Latina”, De. Alianza, Bs.As., 1992.

Lowe, Norman: “Guía ilustrada de la historia moderna”, Ed.. Fondo de Cultura Económica, México, 1982.

[1] Según Norman Lowe en su libro Guía ilustrada de la historia moderna, op. cit.